• Viernes, 25 de Junio de 2021

Cuarto de Milla: inteligencia, docilidad y belleza


  • Lunes, 31 de Agosto de 2020

El caballo cuarto de milla, también conocida como Quarter Horse, es una raza autóctona de Estados Unidos, indicado por sus características especialmente para las carreras cortas, aquellas que no superan los 400 metros, de ahí que se conozcan con este peculiar nombre (1 milla equivale a poco más de 1,6 km).



Las disciplinas en las que más frecuentemente se ve a estos animales son aquellos concursos o rodeos que se celebran en el país norteamericano, así como caballo vaquero.

El caballo cuarto de milla es la variedad equina con más ejemplares registrados en el planeta -se estima en más de 4 millones-, lo que la convierte en una de las más populares.

Tal es su fama dentro de este sector que hay una expresión muy típica sobre ellos: “es el caballo de aquellos campesinos y vaqueros que viven y mueren montados sobre sus cabalgaduras”.

Para hablar de su historia, habría que remontarse al siglo VIII, cuando se producía la conquista musulmana de la Península Ibérica. En este momento, confluyen en Europa las razas del caballo árabe y el berberisco de África del Norte, las cuales serán determinantes en la concepción de ejemplares españoles, franceses y portugueses.

 

Hernán Cortés, ya en el siglo XVI, llegaba al Nuevo Mundo con decenas de ejemplares descendientes de las razas árabes y berberiscos. Algunos de esos animales escaparon, se reprodujeron y se extendieron a lo largo y ancho del continente.

En el siglo XVIII, se dio la colonización por parte de ingleses y franceses del norte de Estados Unidos, por lo que nuevas razas se unían a las que ya habitaban por esas tierras, ya que muchos de ellos escaparon y se mezclaron con el resto. Los colonos acaudalados importaron ejemplares de pura sangre inglés para que compitieran y se cruzaran con las yeguas autóctonas.

Los primeros caballos surgidos de estos cruces supondrían el embrión de lo que hoy conocemos como caballo Cuarto de Milla. Uno de los fenómenos más destacados de la invasión europea de este territorio fue el traslado de la afición a las carreras hípicas, aunque ya en aquella época se celebraban ediciones de corta distancia.

 

Las carreras de cuarto de milla eran muy célebres en Estados Unidos debido a la falta de instalaciones que tenían, puesto que era la medida estándar de la mayoría de calles de los municipios estadounidenses.

Ya en el siglo XIV, las manadas de caballos tenían una fuerte presencia en la zona de Estados Unidos, especialmente en su parte occidental. Poco a poco, los indios americanos aprendieron a domesticarlos y comenzaron una cría consciente de más ejemplares siguiendo los cánones que ellos mismos establecían para obtener una especie notable.

Tras la guerra civil, comenzaron a extenderse los ranchos ganaderos, para los cuales los vaqueros tendían a escoger estos ejemplares por su instinto para realizar los trabajos propios de estos recintos. La variedad Mustang fue el último aporte de otras razas, junto a las anteriormente mencionadas, para acabar de formar la raza de caballos Cuarto de Milla. Ya en 1940, se fundó la American Quarter Horse Association (AQHA), a cargo de un grupo de personas que buscaban preservar la genealogía de los ejemplares Cuarto de Milla.

 

Características del Caballo Cuarto de Milla

El caballo Cuarto de Milla cuenta con un fuerte esqueleto, un potente tejido muscular y una altura que oscila entre 142 y 163 cm, que consigue un peso de entre 431 y 544 kg. Tiene un amplio pecho y una grupa redondeada. Su cabeza es pequeña y de perfil recto, con unas orejas muy móviles y cortas.

Se dice que es una de las especies equinas más inteligentes, ya que son muy hábiles para intuir los próximos movimientos del jinete en un corto espacio, tanto físico como de tiempo. Esto es lo que hace que sea un caballo idóneo para las competiciones en distancias cortas.

Además, es una raza muy estimada para trabajar con el ganado, con una actitud siempre sociable, tranquila y afable, agradándole estar junto a las personas. El color de su pelaje es también muy diverso, ya que está aceptado el negro, el moreno, el castaño o el alazán. También pueden presentar distintos tipos de diluidos, tales como el dun, champagne, pearl o crema. La capa que más se puede observar en los caballos Cuarto de Milla es la saura o la alazán.

Tipos de Caballo Cuarto de Milla

Dentro de la categoría del caballo Cuarto de Milla, destacan varios tipos diferentes según sus características:

Caballo Western o Vaquero (Stock Type): estos ejemplares son los más indicados para las competiciones de Reining o Cutting, ya que son más pequeños y ágiles, con una potente grupa.

Caballo de exposición (Halter Type): con una musculatura más prominente, este caballo destaca por su cabeza pequeña y refinada. Su altura, entre 154 y 163 cm, le confiere un peso de hasta 546 kg.

Caballo de carreras (Racing and Hunter Type): son animales adecuados para distancias entre 220 y 870 yardas. Esta variedad cuenta con unas patas un poco más largas y son más esbeltos que los vaqueros o los de exposición. Su aceleración es uno de los aspectos por los que quienes quieren un buen equino de carreras apuestan por ellos, de ahí que estén muy extendidos entre los hipódromos.

 

 

Fuente: Demascotas.info

Dejanos tu comentario

Su comentario estará disponible a la brevedad.